martes, 19 de abril de 2011

Así con los gnomos

Cuando cierro los ojos,
el gnomo aburrido que durmió todo el día esperando a que me tocara soñar a mí, se dispone a echar a andar los videos de la memoria apenas apoyo la cabeza en la almohada. Y casi siempre el desgraciado selecciona cintas tristes. Son tan tristes, que yo puedo asegurar que él se pasa todo el día buscando lo peor en los recovecos de mi mente. Es un pequeño viejito amargado de vestiduras rasgadas y barba desgreñida. Tiene calor. Toma coca-cola cerebral por las tardes. Es tranquilo, pero amargado. Por eso ahora me cae mal.



1 comentario:

  1. Buenassss!! Muy interesante tu blog!! Sí señor ^^
    Pues ya que ando por tu mundito te dejo mi blog por si te gusta leer literatura personal, una literatura optimista que te ayudará a cambiar esos pensamientos negativos que puedas tener, además de poder entretenerte con mis pequeños escritos de microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos, debatir sobre los acontecimientos de la vida, hacer peticiones literarias para que yo posteriormente las escriba y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si lo deseas y si no pues otra vez será. Gracias ^^

    ResponderEliminar